Venga comienzo, espero no ser muy turras.

Estáis todos invitados a intervenir con curiosidad o correcciones que queráis hacerme en cualquier momento del hilo.

Quizá publico 1 o 2 días.

Si hay alguna queja por favor etiquetad mejor en las irá tramitando mi abogado

Para satisfacer un poco a quienes votaron por los lugares os compenso un poco con esto:

Jerusalén: la ciudad Santa, encima de un monte. Centro político y religioso de la región dominada por los romanos desde bastante tiempo antes. Un hervidero de problemas: los romanos mandando, el pueblo hebreo anhelando la liberación, los ricos y poderosos haciendo lo suyo y los pobres y simples... ya sabemos.

El grupo de Jesús: Jesús y sus discípulos habían ganado en Galilea (pobres de provincias), Samaria (herejes medio extranjeros) y quizá también Judea una extraña fama que unía un mensaje de Dios-Papá, Libertad, Misericordia, Reino, Perdón y Bienaventuranza.

Además de acciones en favor del pueblo (algunas presuntamente milagrosas) y en ocasiones haciendo rabiar a los raspas de los fariseos. Después hablaremos un poco más de ellos, un grupo variopinto: los más cercanos pescadores, un recaudador (con la mala fama que tenían), incluso (¡habráse visto!) viajaban con ellos unas mujeres). Viajan a Jerusalén con ocasión de la "Pesaj/Pascua" (memoria de la liberación de Egipto en el "paso" por el mar rojo).

El pueblo de Jerusalén:
lo mismo te salen a pedir autógrafos a la puerta de la ciudad como a un futbolista de primera, que te organizan un apedreo en una plaza.

Igual de encantados están con que prediques la palabra libertad, que cuando les hacen el cálculo de que eso puede provocar la demolición de la ciudad por los romanos, pues ya no necesitan tanto a ese "salvador" esperado durante siglos.

Asi de crudo os lo digo: somos nosotros zarandeados por las corrientes de opinion, fama de las personalidades y cálculo de nuestro interés particular. Algo vacíos de convicción girando como veletas.

Comienzo hoy con las autoridades, pero mejor las sigo mañana que me dan ardor de estómago. ¡ay! No me tires de la lengua que traigo cascabeles.

Herodes (hijo):
es el rey de la región, tiene el poder simbólico y de gestión interna que le permiten los romanos ya que el verdadero mandamás es el cesar que los ha conquistado.

En su momento se carga a Juan el Bautista. Aunque promovió determinados proyectos arquitectónicos y demás, en el evangelio su negociado principal es la decadencia, podríamos decir que está más interesado en conservar las pequeñas comodidades el tiempo que sea posible que en hacer algo amable por sus subditos tan ocupados por Roma como él.

Se burla sobre el fracaso de Jesús ya preso y acusado. De todas las cosas que enseña ese predicador lo más exagerado parece ser: "Ama a tu enemigo" y probablemente si nos asomamos al mundo de la prisión el desafío crece: ¿merecen algún respeto los criminales?


Llevan sombrero y anchos bordes decorados en el manto:

Los fariseos y saduceos(los más famosos Anás y Caifás): la autoridad religiosa.
Tan arrogantes, tan altivos. Los listillos que todo lo saben. Interpretan la Ley (voluntad de dios) con una complicada lógica de normas entrecruzadas y cumpli-mientos que dejan a cualquiera para que lo ingresen en la Lopez-Ibort. Están encerrados en eso que los salmos llaman "corazón de piedra", no saben reconocer al Dios del que tanto leen (salvamos a alguno como Nicodemo, hay un arco narrativo muy interesante en la webserie The chosen que dibuja la tensión en terminos religiosos con este personaje como protagonista).

Las palabras más duras de Jesús en el evangelio se las dirige a ellos pues la falsa seguridad en la que viven es desafiada por ese dios que "derriba a los soberbios y enaltece a los humildes". No se les caeran las filacterias en acusar de insurgente a ese hombre que se pregunta en voz alta ¿Que permite hacer la Ley en el dia de descanso, el mal o el bien?.

Ágiles para acusar, aún más rápidos en sentenciar.

Poncio Pilato: gobernador, representante del cesar.

Tiene la autoridad de su lado pero el territorio del que se ocupa no es fácil: hay revueltas y luchas de poder que las instigan. Es gente de orden y le pagan por objetivos: si sigue habiendo problemas con "algo" le van a pagar.

Lleva a cabo el juicio civil de Jesús, ya que solo Roma podía condenar a muerte tal y como pedían los fariseos: no es un mal tipo, el predicador ese solo es un tirado que habla de amor y paz (incluso le viene bien), intenta ponerselo fácil a Jesús pero los fariseos le han montado el numerito en la puerta con un mogollón de gente. Poncio apuesta fuerte: pone a un revolucionario sádico y asesino y al predicador en la puerta a ver a cual salvan de los dos.
La expresión "lavarse las manos como Pilato" viene de su participación en todo esto: él siguió el procedimiento de instrucción judicial, si el Sanedrín (fariseos) querían instrumentalizarlo la cosa no iba con él.

Compartimos la misma actitud al desentendernos del mal que castiga a otros con el pensamiento fatalista de "que se le va a hacer, si las cosas son así y yo no las inventé".

Voy a copiar un tanto de la wikipedia e invoco a @durru para que aporte is quiere.

Barrabás (los Zelotes):
Barrabás es un preso por rebelión y homicidio. Y aunque no hay una mención clara y explícita, se le asocia a la facción de los Zelotes. Dentro de la situación conflictiva de la provincia de Judea son lo que llamaríamos un grupo independentista y terrorista que no esquiva asesinar civiles si los consideran colaboracionistas con la ocupación romana, lo que los mantiene en conflicto incluso con el rey Herodes, los fariseos y saduceos que al fin y al cabo manejan con más finura los equilibrios de política y poder.

El gag de los zelotes suicidándose en la peli de La vida de Brian hace referencia a la defensa que hicieron de la fortaleza de Masada donde tendrían su último bastión de resistencia en la primera guerra judeo-romana (años 66 al 73, la destrucción de Jerusalén tiene lugar en el año 70).

Creo que con ellos cierro los grupos de poder de la época. Ya veré que no tengo toda la tela cortada todavía.

Pedro y los demás discípulos varones (porque... ¿se puede hacer un análisis de género a los relatos de la pasión?):

la tragedia que vemos en los crucifijos (cruz-y-fijos, se entiende) y estatuas quizá es impactante según el detalle que haya en el castigo del cuerpo o en las facciones de serenidad y entrega de los rostros.

Es necesario detenerse ante algún cuadro y quizá leer algunos de los textos para contemplar con más ángulos lo desastroso de aquel predicador llamado Jesús:

estos tíos habían estado en 1ª fila del road-trip: curaciones, mensaje, cercanía, mesa, viaje y confidencias.

Simón/Pedro el más varón de todos se niega a aceptar el final anunciado.
En la última cena, quizá para compensar, le rasca la espalda a Jesús con eso de que el maestro es demasiado importante como para lavarle los pies a él (pobrecico, no da una). Hasta saca una de las armas en el forcejeo del huerto. Es tozudo y lo intenta: va siguiendo el juicio hasta que una criada indiscreta pregunta si le conoce, no era el momento más amenazador de todos los ocurridos pero para ese momento la moral de la tropa ya era de derrota.

Todos lo dejan tirado, ¿todos?.

[Inserte aquí el clip de Mariano diciendo lo de "Joder que tropa"]

Seguir

📢 El público de la crucifixión:

Espero hacerlas un poquito de justicia.

Las mujeres:
de numero no del todo esclarecido, "las marías". María la madre, María de cleofás, María la de Magdala.

Muy importantes: durante el tiempo de la predicación le asistían con sus bienes, contribuyeron a la misión de Jesús con fondos personales.

María esa madre excepcional, desde el SI, pasando por el magníficat, caminando por esos desiertos pedregosos, preñada y de parto, de visita en el templo y las bodas, en el evangelio podrían haber ahorrado papiro y acortado algunos milagros menos o algún discurso de redacción no muy lograda pero NINGUNO de los pasajes en que sale María es prescindible con inmaculada concepción o sin ella. Si no nos inspira mucho la contemplación de la María de la estatua quizá lo haga escuchar las cosas que tiene que decir la María de la historia.

Durante los años de predicación ellas "lo seguían de cerca" y el arresto y las circunstancias amenazadoras no las consiguieron alejar, sin importar lo asustadas que pudieran estar. Vamos a dar un respiro al género masculino ya que al pie de la cruz también está Juan uno de los 12, el discípulo amado.

Las amistades más fuertes, el amor más genuino no apartan la mirada incluso si no queda ninguna posibilidad de ayuda. Si no se puede más, es suficiente con el alivio, la compañía y el consuelo.

· · Web · 1 · 1 · 6


Los soldados romanos:

Como resulta razonable, estuvieron presentes durante la tortura, custodia y crucifixión de Jesús (no me extenderé en detalles).
Me llama mucho la atención el relato de que se reparten como botín su ropa (la túnica se quedó desemparejada y como era buena la sortearon), el evangelio lo correlaciona con un texto de profecía anterior, a mi se me hace elocuente como tantos otros detalles: ellos hacían "lo suyo" no eran especialmente distintos a ninguno de sus correligionarios, el salario daba para lo que daba.

Jesús no aparece en el evangelio dirigiendo su mensaje muy directamente a los romanos. Los escribas y fariseos le sacaron a colación la discusión (tramposa) sobre los impuestos.
Pero creo justo recordar dos buenas palabras unidas por el vuelo de un boomerang: el piropo que en otro momento echa Jesús al centurión ("ni aún en Israel, he encontrado una Fe como ésta") y de vuelta en el mismo momento de la muerte el reconocimiento del soldado (Longinos?) ("en verdad este hombre era hijo de Dios").

Os digo la verdad, no me oculto: tenía preparado lo de los soldados romanos y he hecho pucherazo en la encuesta igual que se hizo en el juicio de Cristo, las tradiciones pa que cambiarlas. Además ¿a quién no le van a gustar unos soldados romanos del siglo primero? ¿a quién?

Pero voy a hacer aprecio a los votantes y les doy un paseico:

El pueblo de Israel: está siendo desgranado en la mayor parte de los post: el grupo de [email protected], los líderes, Herodes... y me doy cuenta de que me dejo a algunas personas singulares: la Verónica (mujer de los relatos apócrifos que enjuaga el sudor de Jesús) y Simón de cirene (lo pescan de casualidad para cargar con parte del madero). Y claro está al otro apostol destacado en los acontecimientos: Judas Iscariote (el del beso traidor).

Los dos ladrones:
tengo debilidad por los secundarios. Permitidme además que me ponga un poco místico con estos dos.

Los nombres Dimas y Gestas son de los textos apócrifos.
El de la derecha (simbólica) es el que humilde se reconoce merecedor del castigo mientras que el de la izquierda (los zurdos no somos ni malvados ni malditos :blobCry: ) se congratula de la injusticia sufrida por Jesús.
Me parecen todo un misterio ¿Quiénes son? ¿de qué conocen a Jesús, qué opinión le tenían antes de encontrarlo allí?

Al mirar a sus personas estamos viendo a dos pobres diablos, (tan robagallinas como los romanos que se reparten la ropa de Jesús) no merecían tanto castigo. Hay que joderse esa misma mañana Barrabás queda libre.

Al mirar la escena de esas tres cruces podríamos llamarlos como: Sinceridad, Verdad y Cinismo.

Regístrate para participar en la conversación
mastodon.la

Mastodon.la es una instancia generalista y ligeramente moderada. Bienvenidos todos los temas con buena onda, respeto y sin desnudos innecesarios :). Castellano/Español y otros lenguages bienvenidos. / Mastodon.la is a generalist instance lightly moderated. All opinions are welcome. Be cool, respectful and leave your clothes on if possible :) Spanish preferred but all languages are welcome.